Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

Pasado el ecuador del año 2015, he superado la mitad de libros que me propuse en este Reto 2015 literario. Y es hora de enseñar mis progresos. Para la segunda lectura del año me lancé cual rápido cometa (versos prestados por uno de los más grandes poetas de las letras hispanas) a una novela corta escrita por el gran Joseph Roth.

hotel savoy Hotel Savoy (editado por Acantilado) es la pieza escogida para el reto “libro de un autor europeo”.

¿Quién es Joseph Roth? Supe de su existencia en mis tiempos de librera, cuando un compañero de trabajo, cuyo nombre ya no recuerdo, me hizo un rápido repaso de los mejores autores no españoles de los últimos 150 años. Ya podía ser buen lector, pues había trabajado en Fuentetaja toda su vida previa a la gran caja registradora que vende libros a destajo aquí y en media Europa (gracias, ex compañero, allá donde estés). Joseph nada tiene que ver con Philip (Philip Roth, el eterno candidato al Nobel de Literatura), pues ni son parientes, ni de la misma época ni del mismo país. Joseph Roth fue un escritor judío de origen austriaco que se dedicaba al periodismo y, entre tanto, escribía novelas. Mi primer Roth fue Las ciudades blancas, una novelita de viajes editada por Minúscula que un joven editor supo venderme sabiamente en la Feria del Libro de hace dos años. Desde entonces no me quito de la cabeza a este autor.

Coetáneo de Stefan Zweig, más joven que Arthur Schnitzler y más viejo que Sándor Márai, su prosa tiene ese aire de decadencia y desencanto del mundo imperial que habían conocido y que tras la guerra les abocó a un futuro en el exilio. Hotel Savoy tiene ese encanto decadente posterior a la Primera Guerra Mundial. Cuenta la historia de un expatriado vienés que, sin familia ni recursos, es liberado tras ser prisionero de guerra y se encuentra en tierra extranjera, sin saber si volver a su patria (¿qué patria?) o comenzar una nueva vida en América, la tierra de las oportunidades. Entre tanto, se hospeda en el Hotel Savoy, que sin le charme de El Gran Hotel Budapest, tiene la fauna propia de un periodo de entreguerras.

Con un estilo sencillo y directo, un fino sentido del humor y la capacidad de transmitir imágenes poderosas y bellas, Roth entreteje el relato de un hombre que debe tomar la decisión adecuada, sea cual sea, mientras en el Hotel se suceden las muertes, los romances, los reencuentros, los trapicheos y las visitas adineradas que conservan parte del glamour de una Europa que ya no volverá a ser la misma.

Me alegra cambiar de vida una vez más, como tantas veces he hecho durante estos últimos años. Veo al soldado, al asesino, al que estuvo a punto de ser asesinado, al resucitado, al encadenado, al emigrante.

Y en este marco se desarrolla una historia que, para solitarios como yo, puede enseñar que, a veces, las decisiones que tomamos, aunque cruciales, no son tan importantes como el mundo que nos rodea. Una lectura recomendable para todos, disfrutable y conmovedora. Valoración: 8/10. Ansiosa me hallo por leer otra joya de Joseph Roth.

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. Texto y fotografía de María José Alfonsel.

Anuncios