Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , ,

Caca. Es una de las primeras palabras que aprendemos. Es fácil y sonora. Está formada por la repetición de una sílaba que contiene una consonante oclusiva y la vocal más utilizada, nuestra primera vocal (mamá, papá). Es decir, nos inventamos una palabra que suena fácil y es accesible para hablar de un acto cotidiano en nuestra vida. Estando tan presente en el día a día, ¿por qué es una palabra tan censurada? ¿Por qué, señores, es un tabú la palabra ‘caca’?

kago2Para Shintaro Kago no es ningún tabú. Es lo que le da de comer. Metafóricamente. Shintaro Kago es el mangaka de la caca. Trabalenguas aparte, Kago es un maestro del cómic japonés, capaz de contar historias asombrosas y complejas alrededor de unos pocos temas, a saber: el sexo, la escatología y la coprofagia, las mutilaciones y las vísceras, muchas vísceras. Y todo ello con un lenguaje muy peculiar: experimenta con la viñeta, con dibujos que salen de ella, con metahistorias…

vieñtas

Y es que los japoneses son raros, pero dibujan sin tapujos. Todo lo que su sociedad calla, se expresa a través del manga. Mientras que nosotros, los españoles, que hablamos de “estas cosas” en la intimidad, la callamos en nuestras obras literarias, artísticas y audiovisuales. Mención aparte la prensa, encabezada por la televisión, que de sucesos y vísceras sí que tiene mucho que decir, aunque haría mejor en callar.

Pero hablemos de Shintaro Kago y su obra. No es un cómic para todos los públicos, ni para todos los gustos. Tienes que ir más allá de lo que toleras. Tienes que leer más allá. No todo el monte es orégano, ni todo el hentai te pone cachondo. Sus obras (en España, publicadas por EDT, tenemos Reproducción por mitosis, Novia ante la estación, Cuaderno de masacres y Fraction) son como libros de relatos, relatos dibujados. Son obras irregulares, con algunas historias buenas y otras que ni siquiera él podría entenderlas. Estas historias muestran la desesperación de un personaje ante el sexo o la hora de ir al baño. Sus personajes no tienen los problemas de una persona común. Sus problemas consisten en aguantarse la caca hasta que el colón se llena y no puede salir, creando un tapón de mierda en el culo (Atasco, recogido en Reproducción por mitosis). Sí. Este es nuestro querido Shintaro Kago.

cuaderno-de-masacres-shintaro-kago-edtPero hay que leerlo para conocerlo. No juzguéis a simple vista por los temas que trata. Su estilo narrativo es único en el mundo del manga y, como sus temas, tampoco es nada cómodo. Es una especie de Suehiro Maruo, pero menos preciosista. Es tan visceral como Waita Uziga, pero con un dibujo menos manga, a lo Junji Ito, pero tampoco. Es muchas cosas, pero como ninguna. ¡Es un misterio!

misterio

Aparición estelar del propio Kago en una historia de “Fraction”.

Y hay que leerlo. Si tienes estómago. Porque aunque no se asemeja a la vida real, tiene el valor de decir aquello que nuestras sucias mentes alguna vez imaginan y nunca expresan.

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. Un texto de María José Alfonsel.

Anuncios