Etiquetas

, , , , , , , , ,

En este blog abandonado en el que las malas hierbas han empezado a crecer entre entrada y entrada me las he dado de listilla contando cosas que sabía o creía saber. La opinión sobre tal libro, las lecturas que recomendaría, hasta mis aficiones absurdas y vacías de sentido (que no sentimiento, como aquel famoso artículo sobre el coleccionismo de marcapáginas). Pues bien, es el turno de escribir sobre lo que no sé, es decir, aceptar mi ignorancia en un tema y exponerlo, cual grito en un bosque aislado, por si algún lector furtivo me puede echar una mano. Tapen sus oídos, porque lanzo el grito:

Quiero editar libros.

Cumplido el sueño de venderlos y lejos aún de poder ver los míos escritos y publicados, quisiera aprender a editarlos. En un sello editorial primero y más tarde en mi propia editorial.

¿Qué formación se necesita para ser editor?

Existen grados (carreras o licenciaturas de antaño, amigos) que pueden orientarte parcialmente en qué consiste este trabajo. Son los grados de filología, humanidades y literatura. Llego tarde: ya tengo mi licenciatura un tanto ajena y poco dinero para pasarme otros cuatro años en la Universidad.

También existen másteres específicos de edición. Los más populares son los de la Universidades de Salamanca, Pompeu Fabra, Autónomas de Barcelona y Madrid, y el propio de Santillana, y que todos ellos rondan los seis mil euros. Llego pobre: ya hice un Máster de Guión (ya os hablaré de ello), pues la chica de los sueños pequeños soñó con ser guionista en un medio tan competitivo y lleno de leones como la televisión.

Y, por último, pero no por ello menos importante, existen parentescos y enchufes, que no son formación propiamente dicha, pero facilitan las cosas. Llego huérfana: mi familia es de clase media baja. No contact, no glory.

Entonces, sin formación… ¿cómo puedo ser editora? ¿Basta con tener vocación y aprender el oficio?

No lo sé. A veces creo que basta con querer serlo. Me gusta leer y escribir. No sé hacer nada mejor que esto. Adoro el libro físico y la palabra impresa, pero también la que baila en la pantalla blanca de un ordenador o un libro electrónico. Al menos, en mis pantallas baila cuando no llevo las gafas puestas. Soy trabajadora, luchadora, incansable. Puedo aprender otro oficio más (y llevo ya…). El proceso editorial es complejo, pero al mismo tiempo muy sencillo. Recoges manuscritos originales de autores desconocidos, editas a tus escritores estrella o reeditas clásicos con nuevas traducciones, ilustraciones o cualquier otra vuelta de tuerca. Corriges los errores tipográficos, ortográficos, etc. (la figura del corrector). Creas una línea editorial (formatos, diseños, tipografías, materiales, identidad visual corporativa, etc.). Estudias la distribución, la publicidad, etc. Y los vendes. Los vendes bien a no se que quieras arruinarte.

Este vídeo resume muy bien el oficio del editor: http://www.rtve.es/alacarta/videos/los-oficios-de-la-cultura/oficios-cultura-editor-jorge-herralde/1403713/ [Los oficios de la cultura – La 2, RTVE]

Es un bello oficio, pero arriesgado. La cultura siempre es arriesgada.

Así que, aquí estoy yo, sin formación pero con vocación. Si he gritado lo que quiero ser, también puedo gritar de lo que soy capaz. Yo puedo hacerlo. Quiero hacerlo. Pero no sé cómo hacerlo. Cómo llegar al sector editorial. Puedo pasarme meses mandando cartas de presentación y mi curriculum vitae a todas las editoriales del país y no obtener ni una sola respuesta. Puedo hacerlo. No obstante, vuestra ayuda es importante.

¿Hay una vía mejor?

¿Existen más ilusos como yo, con mejor formación que la mía, o al menos una formación más orientada hacia este objetivo, que quieran unirse en una empresa loca, arriesgada y frenética como la de crear una editorial de la nada y convertirla en un sello reconocible y respetado? ¿Existen editores que puedan leer mis palabras y que quieran dar una oportunidad a una joven bien formada, con unas prácticas remuneradas o no remuneradas, para que pueda soñar al menos con la posibilidad de ser editora junior?

Espero una respuesta.

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. Texto de María José Alfonsel.

Anuncios