Etiquetas

, , , , , ,

Cuando me regalan un libro siempre me hacen feliz y tengo la suerte de que mi hermano suele aprovechar esas ocasiones para instruirme en el mundo del cómic. Las navidades pasadas me regaló Billy Brouillard 1: El don de la vista confusa de Guillaume Bianco, una maravilla editada en España por Norma Editorial. Nada más ver la cubierta supe que me iba a encantar.

El primer tomo de la serie creada por Bianco comienza cuando Billy Brouillard descubre a su gato Tarzán muerto en el jardín (mis compañeras de blog me van a odiar). A partir de ese momento Billy se pregunta qué es la muerte y le escribe una carta a Papá Noel pidiéndole que se lo explique.

“Papá Noel, tú que lo sabes todo, estoy seguro de que conoces el secreto de la muerte. Este año, solo te pediré que me lo reveles.”

Además, Billy es un niño con una gran imaginación en la que tienen cabida todo tipo de criaturas. Por eso, a pesar de que sus padres le regañen prefiere no ponerse las gafas y dejarse llevar por su don, el don de la vista confusa.

criatura

Con un estilo que inevitablemente recuerda a Tim Burton y un personaje que resuena al Calvin de Bill Watterson, Bianco crea un universo y unos personajes que atrapan y conmueven al lector. A través de relatos, poemas, bestiarios y “La gaceta de lo extraño” conocemos los miedos e incertidumbres de Billy Brouillard y nos identificamos con ellos.

Diría que me lo leí en unas pocas horas pero sería mentira porque los dibujos son tan detallados que si no quieres perderte nada acabas dedicándole bastante tiempo a cada página, incluida la “supersticiosa” numeración.

De momento, Norma Editorial solo ha editado el segundo tomo de la serie, Billy Brouillard 2: Las cancioncillas maléficas, que me compraré en cuanto pueda, y esperemos que Billy Brouillard 3: Le petit garçon qui ne croyait plus au père Nöel salga pronto a la venta en castellano.

Anuncios