Etiquetas

, , , , , ,

Me gustan las librerías porque quisiera que fueran mi casa: estanterías abarrotadas de libros, desde el suelo hasta el techo, y el silencio respetuoso, a veces alterado por un hilo musical de fondo, que se debe presentar educadamente a las obras literarias. Una tarde de finales del verano de 2003, en una cita entre dos personas que se conocieron por Internet y que a partir de entonces entablarían una relación de idas y venidas de amistad, amor y sexo, conocí la librería Ocho y Medio. En la zona de los cines en versión original más populares de Madrid, en la calle Martín de los Heros número 11, está la librería especializada en cine más importante de la ciudad.

En estos nueve años ha modificado mucho su apariencia. Cuando la conocí era una librería de tamaño medio. Recuerdo que tenía un pequeño espacio dedicado a los guiones cinematográficos a la derecha, nada más entrar, y luego toda la habitación repleta de libros en sus diferentes estanterías temáticas. Con los años ampliaron el negocio y ahora cuenta con El gatopardo, un pequeño espacio de libros de narrativa, teatro y poesía tanto en italiano como en castellano. También es cafetería y tienen a la venta productos delicatessen y otros cachivaches. No les culpo –vender solo libros no debe ser muy rentable, y menos con la que está cayendo–, pero este rincón de Madrid ya no tiene su original encanto. Ese ambiente sacro que se respira en las auténticas librerías y en las bibliotecas.

La librería se enorgullece de las firmas de sus visitantes y clientes más ilustres y por eso cada rincón de la librería tiene una muestra de ellas. Papeles, carteles de película e incluso objetos de culto adornados con la dedicatoria de un director o un actor pueblan a sus anchas en las paredes de la sala. Entre su clientela, personas del mundo del cine, estudiosos del tema, aspirantes al nuevo Almodóvar, Amenábar o Álex de la Iglesia y curiosos. También esta que os escribe. Procuro pasar por ella siempre que voy a los cines de enfrente y cuando fui estudiante necesité más de una vez buscar libros entre sus estanterías. Cuando tienes alguna consulta, te tratan con dedicación. Cuando solo vas a echar un vistazo se sienten inseguros. Más de una vez me han mirado y remirado. ¡Señores, yo nunca robaría un libro, os lo aseguro! Ah… Si yo fuera una actriz famosa seguro que serían todo sonrisas.

A veces organizan charlas y cursos. Siempre con el cine y el audiovisual como bandera. Libros de dirección, producción, edición, guion, montaje, fotografía, dirección artística, interpretación… Lo que busque lo tendrán, y si no lo tienen se ocupan de preguntar a la editorial por si les quedase algún ejemplar.

Cuenta con editorial propia: guiones cinematográficos, escritos sobre cine, biografías de personas relacionadas con el mundo del cine, un poco de todo. Precios económicos y ediciones sencillas, sin grandes alardes, son los dos signos reconocibles de los libros Ocho y Medio.

Así que, si alguna vez estás en Madrid y quieres tomarte un café rodeado de libros, llámame y nos tomamos uno. O si eres un fanático de los escaparates, no te pierdas los suyos. Ahora en serio: es una librería estupenda, en la que me gustaría vivir eternamente, trabajar si me dejaran (algún día os contaré una de mis vocaciones frustradas: librera), a pesar de que, llamadme anticuada, con el paso de los años ha modificado mucho su aspecto y a mí me guste más la librería que conocí aquel día de septiembre cuando ni rozaba mi mayoría de edad.

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

Anuncios