Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , ,

Tras un recorrido de dos siglos de literatura en castellano, vamos a dar paso a las novelas históricas. Hasta ahora hemos mencionado novelas contemporáneas a las épocas que narran, con un margen de unas décadas en el caso de las obras autobiográficas. Pero también hay novelas que se remontan siglos atrás para mostrarnos un Madrid diferente al nuestro, pero histórico.

El escritor que mejor y más ha trabajado para reconstruir la ciudad de Madrid es Arturo Pérez-Reverte. Amado y odiado a partes iguales (tanto por su personalidad como por su prosa), el escritor ha publicado más de 20 novelas de las que destacan El maestro de esgrima, ambientada en el Madrid de Benito Pérez Galdós, El capitán Alatriste, enmarcada en el Madrid del Siglo de Oro, y Un día de cólera, con los acontecimientos del Madrid de 1808 como verdaderos protagonistas.

El capitán Alatriste es la saga que mayor fama y renombre le ha dado a Pérez-Reverte. Con siete novelas publicadas (y dos más por venir), el autor recrea un Madrid sucio, de tabernas y espadachines, con mendigos, huérfanos y enfermos, como salidos de un cuadro de Velázquez, que veneran a sus dioses, los Austrias, encabezados por Felipe IV. Pérez-Reverte utiliza en los diálogos el lenguaje de entonces para que los anacronismos resulten menos evidentes.

«Pasaron ante el colegio de la Compañía de Jesús, calle de Toledo abajo, y en la plazuela de la Cebada, sin duda para evitar vías concurridas, torcieron hacia el cerrillo de la fuente del Rastro antes de volver de nuevo a la derecha, casi en las afueras de la ciudad; muy cerca del camino de Toledo, del matadero y de un viejo lugar que era antiguo cementerio moro, y de ahí conservaba, por mal nombre, el de Portillo de las Ánimas. Sitio que, por su macabra historia y a tan funesta hora, no resultaba tranquilizador en absoluto.»

Representando la misma época, Fernando Fernán Gómez, que además de actor fue un notable escritor, publicó la novela Capa y espada, en torno al personaje del Conde de Villamediana. El Madrid de la corte de Felipe IV, con intrigas, traiciones, odios y rencores.

«A la mañana siguiente, tanto en las losas de palacio como en las gradas de San Felipe, junto a la Puerta del Sol, como en el mentidero de representantes, en la calle de León, se llevaba la palma de los comentarios la muerte sin confesión de la pecadora doña Saturia Crespo de Unzueta, desventurada esposa tantas veces infiel del desdichado, a pesar de su gran fortuna, mercader Basilio Contreras.»

¿Crees que lo habías visto todo de Felipe IV? Pues ahí va otra novela que le usa, esta vez, como protagonista: Crónica del rey pasmado, de Gonzalo Torrente Ballester. En clave de humor, el escritor gallego se adentra en la corte del rey para parodiar a la nobleza y , sobre todo, a un rey un poco alelado.

Otra época, también galdosiana y perezrevertiana, es retratada por Antonio Gómez Rufo, autor de infinidad de novelas históricas, que en El secreto del rey cautivo nos traslada al Madrid de Fernando VII y José Bonaparte, con más intrigas, más guerras y el tiempo convulso que predomina en todas las novelas históricas.

Cambiando de tercio, nos vamos muchos siglos atrás con la novela Mayrit, entre dos murallas de Carolina Molina. Narra el origen musulmán de Madrid, con las murallas que protegerán “Mayrit”, ciudad del al-Ándalus. Un origen que ha permanecido oculto, silenciado, pero que la autora reivindica con una novela recomendada por cientos de lectores.

Y, por último, una novela que trata sobre los días después de la guerra civil española, ese tema tan poco explorado en el cine español, que Dulce Chacón tuvo a bien utilizar en su gran obra La voz dormida. En la posguerra madrileña hay una cárcel donde un grupo de mujeres intentan sobrevivir a los abusos posteriores a una guerra perdida injustamente.

«Sólo unos metros faltaban para que llegasen a casa, al pequeño piso que alquiló Benjamín cuando se trasladó con su familia a Madrid desde un pueblo de Murcia. Muy cerca. Las tres hijas solteras y el niño que les nació tarde y mal caminan detrás de la pareja. Sonríen los cuatros mirando a su madre. Sonríen, desde que la vieron salir por la puerta de la prisión con una maleta en una mano y tapando el sol con la otra. Corrieron hacia ella. La abrazaron. La llenaron de besos. Y ella no podía dejar de llorar.»

Hasta aquí hemos llegado. Con clásicos de la literatura, novelas bien escritas, novelas del montón, novelas históricas, novelas de amor, autores comunes, autores superventas, autores olvidados. Un catálogo de novelas que transcurren en Madrid para todos los lectores y para todos los gustos. No hay excusas. Si no has leído ni una sola de estas novelas, no sé a qué esperas. Y si no has leído a Baroja, mal, muy mal.

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

Anuncios