Etiquetas

, , , , , , , , ,

Hace unas semanas me comentaron una discusión entre dos personas en la que una de ellas defendía que Walt Disney es el autor de cuentos como Blancanieves y los siete enanitos o La Cenicienta. Ante tal aberración y ya que se han puesto de moda las adaptaciones cinematográficas de los cuentos clásicos, me ha parecido un buen tema para el blog.

Gracias a escritores como los Hermanos Grimm, Christian Andersen o Perrault tenemos testimonio escrito de relatos de tradición oral. La mayoría de ellos son historias crueles y oscuras que se han ido dulcificando con el paso de los años.

Con una de las versiones de Blancanieves y los siete enanitos en el cine y la otra a punto de estrenarse, no puedo evitar preguntarme cuántas personas sabrán que la manzana es el tercer intento de asesinar a Blancanieves.

En la historia firmada por los Hermanos Grimm, cuando la madrastra descubre que la joven sigue con vida en el bosque se disfraza de anciana y le vende un lazo para el corsé que corta la respiración. Al enterarse de que no ha muerto, la madrastra se disfraza de nuevo de anciana y mientras peina a Blancanieves le clava el peine envenenado. Después llegaría la famosa manzana.

Si queréis saber cómo acaba la pobre madrastra al final del cuento os recomiendo que lo leáis, porque dudo mucho que aparezca en pantalla.

Los ejemplares de Cuentos de Perrault y Cuentos de Andersen, en la imagen superior, son de la antigua Editorial Maucci de Barcelona.  De los Hermanos Grimm tengo una recopilación de sus cuentos editada por el Círculo de Lectores, a partir de las ediciones de 1812, 1819 y 1837, con ilustraciones de Nikolaus Heidelbach.

Y colorín colorado…

Anuncios