Etiquetas

, , , , , , , ,

El escritor Eduardo Mendoza ha publicado su nueva novela El enredo de la bolsa y la vida, cuarta parte de la hasta entonces trilogía del detective anónimo. Esta trilogía compuesta por El misterio de la cripta embrujada, El laberinto de las aceitunas y La aventura del tocador de señoras, narra las peripecias de un enfermo psiquiátrico forzado a ejercer como detective en la Barcelona de los años setenta, ochenta y finales de los noventa. Este  anónimo paciente del psiquiátrico ayuda al Comisario Flores en los casos más disparatados que se han dado en la literatura detectivesca. El protagonista de origen humilde, que tiene una hermana no muy agraciada que ejerce la prostitución cuando la dejan, se ve envuelto en las altas esferas de la sociedad barcelonesa encabezada por los vecinos del famoso barrio de Pedralbes. Si en la primera novela tenía que descubrir el paradero de una niña secuestrada, en la segunda cumplir una misión arriesgada para una empresa aceitunera y en la tercera sale finalmente del manicomio para vivir como ayudante de peluquero pero implicado en un crimen, en esta cuarta entrega tendrá que desarticular una acción terrorista en la época de crisis que azota nuestros días. Una oportunidad que el escritor habrá sabido aprovechar para criticar a políticos, empresarios, especuladores y gente de a pie que se deja engañar.

Como lectora de la trilogía, me encuentro con ganas de tener en mis manos esta nueva novela, publicada en Seix Barral como las anteriores. Personalmente, las que más me gustaron fueron la primera y la tercera, mientras que la segunda, aunque graciosa, no llegó a absorberme del todo. Pero confío en Mendoza, uno de los escritores españoles vivos con mayor número de lectores fieles. Confío en que la novela estará plagada de personajes con nombres locos, absurdos y divertidos, como don Cagomelo Purga, Muscle Power, Plutarquete Pajarel, Pepito Purulencias o el abogado señor Miscosillas, y establecimientos como el Mesón Mandanga o el hotel Florinata de Castilla, por citar algunos ejemplos descabellados. Confío en que el protagonista, de cuyo nombre Medoza no quiere acordarse, volverá con su adicción a la Pepsi-Cola y sus problemas con la higiene personal, pasando más hambre que de costumbre y visitando los bares más sucios y escabrosos de su querida Barcelona. Pero, sobre todo, confío en que Mendoza utilice esa prosa tan enrevesada e hilarante, que tras frases kilométricas te mantiene atento a la última palabra para poder dar rienda suelta a las carcajadas.

Eso sí: mi economía esperará a la edición de bolsillo. La rústica con solapas y la electrónica cuestan 18.50 y 12.99 euros respectivamente. Habrá que dejar espacio en mi biblioteca para otro libro más de este genial escritor.

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

Anuncios